website creator
thumb_IMG_0052_1024

Había estado implicado en el grupo de jóvenes de mi iglesia pero cuando llegué a la universidad allí no había cristianos estudiantes. Stacey Woods, de IFES, me invitó a una conferencia internacional en París, para estudiantes cristianos que me abrió la ventana de la posibilidad del testimonio en la universidad. De ahí organizamos algunos campamentos en España, pero había muy pocos estudiantes evangélicos, muy dispersos y varias circunstancias no permitieron seguir mucho tiempo. Pero seguí convencido de la importancia de un testimonio entre los universitarios en que la Palabra de Dios fuera la base y tomada en serio y el efecto que eso tendría para la iglesia, por lo que he continuado apoyando el GBU.

Rodolfo A. González Vidal

 

thumb_IMG_0100_1024

El contacto con quienes estaban participando en GBU me ayudó a ver que el Evangelio no era incoherente y era adecuado también para los que pensaban o investigaban. Mi padre tenía libros sobre la relación de la Biblia con muchos campos (la injusticia, la psicología, el arte, la literatura, la sociedad, etc.), varios de ellos en inglés que yo no había leído, pero me daban la seguridad de que había una respuesta cristiana a esos interrogantes. Empezamos reuniéndonos dos o tres estudiantes para estudiar la Biblia a fondo y ver su relevancia, y que el texto hablara a las inquietudes del momento, como nos enseñaban en GBU. Luego invitamos a más, estudiantes extranjeros de paso incluidos, lo que animaba el debate, y fue un tiempo de compartir estrechamente, de luchar juntos y buscar que otros llegaran a descubrir la Biblia. La universidad es un tiempo breve y he querido ayudar a los que después de mi también buscan respuestas.

Rodolfo E. González Vidal

 

Generación GBU

Para mí, GBU supuso un lugar donde la ciencia y la fe se encontraban. Donde los jóvenes soñábamos con el futuro de una iglesia en la que Jesús fuera el centro y se intercambiaban ideas de cómo presentar a esta generación de estudiantes un Dios capaz de transformar nuestra sociedad. GBU también era el punto de reencuentro de antiguos amigos que llegaron a ser como una familia con el paso de los años. Otro aspecto fundamental de GBU fue su especial énfasis en la formación bíblica, recibida a través de las distintas plenarias y talleres, y mediante el catálogo de libros de la editorial Andamio.

Durante los dos últimos años, GBU ha sido una pieza fundamental de apoyo durante mi estancia en Alemania, donde me recibieron como una familia y pude ver el amor de Dios trabajando en las personas, acercando las fronteras geográficas y culturales.

Eduardo González Pózega

Puedes encontrar en el Informe Anual GBU esta y otras historias.