website creator

imagina. jornadas gbu madrid

 

Una oportunidad para imaginar. Un grupo de estudiantes de Madrid insistió en ofrecer a todas las universidades de la zona la gran noticia de Jesús en un curso protagonizado por la desesperanza.

 

Si había algo que no estaba en nuestros planes este año era la posibilidad de presentar el evangelio públicamente en las universidades. Todo apuntaba a centrarnos en otras cosas, pero un grupo de estudiantes de GBU Madrid insistió en buscar alguna oportunidad de ofrecer a todas las universidades de la zona la gran noticia de Jesús en un curso protagonizado por la desesperanza.

Imagina: Jornadas GBU Madrid

Imagina: Jornadas GBU Madrid

 

Dios usó ese impulso para sorprendernos con algo que no imaginábamos. Ocurrió algo inédito en la zona: todos los grupos de las universidades de la Comunidad se unieron para organizar 6 días de programas en directo en los que se respondieron preguntas, se habló de temas que nos preocupan y los propios estudiantes pudieron sacar su lado más artístico (con música, pintura y versos), todo ello apuntando a la última gran esperanza: Jesús de Nazaret.

 

imagina. jornadas gbu madrid

 

Bajo el lema de Imagina, los estudiantes retaron a más de 3.000 espectadores a plantearse la idea de un amor que no fallase, a imaginar poder encontrar su lugar en la vida y la posibilidad de que la esperanza sea real y no una ilusión.

El desarrollo fue precioso, pero la respuesta y lo que Dios hizo con ello nos dejó asombrados. Así se quedaron los 8 estudiantes que acababan de plantarse delante de casi 1.000 personas, respondiendo todo tipo de preguntas sobre Dios y la Biblia que los espectadores les lanzaban en directo. Cuando terminaron, se contaban con emoción y sorpresa que sus teléfonos “echaban humo” con la avalancha de mensajes y preguntas que estaban recibiendo de sus amigos y compañeros de clase.

Dios regaló muchas oportunidades personales para indagar en la historia de Jesús y la esperanza que supone para nosotros hoy.

Un ejemplo muy bonito es la historia de Sara, que pudo ver no solo a sus amigas de la universidad, sino también a su vecino jubilado, su alumna de clases particulares, e incluso la madre de esta, participar en los programas y llegar a compartir sus dudas y preocupaciones personales con ella. Ellos tres, junto a otras 11 personas, recibieron un pack de Uncover (Evangelio de Juan). Esta semana, Sara empezará a leer este Uncover con la madre de su alumna y, si Dios quiere, con ella y con su vecino también.

El impacto de lo que Dios hizo con Imagina fue más allá de las fronteras habituales. Pudimos llegar a personas de todo tipo, e incluso de otros países, sin embargo, la visión de priorizar nuestras relaciones personales más cercanas se mantuvo a través de este nuevo medio. Las historias más bonitas sucedieron con amigos, familiares, vecinos y compañeros de clase y de trabajo.

 

Imagina: jornadas universitarias madrid

 

Todo este resultado inesperado nos alcanzó a nosotros también. Ese mes de trabajo propició conexiones especiales entre los grupos de GBU y las iglesias locales que se animaron apoyarles en este proyecto, entre estudiantes de primero (aislados por las clases online) y sus compañeros más veteranos y entre grupos de universidades distintas que se unieron para llevar adelante un propósito común.

Solo podemos dar gracias a Dios por su fidelidad y su voluntad de sorprendernos donde menos lo esperamos ver.

Si quieres puedes seguir leyendo sobre las Jornadas en Tenerife y en A Coruña.