GBE me ha ayudado a dar el paso de compartir el evangelio con mis compañeros de clase. Me ha enseñado cómo hacerlo y a vencer el miedo a ser rechazado. En cuanto a los campamentos he tenido la oportunidad de conocer gente increíble, aprender sobre la Palabra y de identificarme con otros estudiantes cristianos. Sin duda es una experiencia de mucha bendición.

Nadira, 2º Bachillerato, Santa Cruz de Tenerife

 

 

 

Para mí GBE es «crecimiento» y «familia»: Porque tanto las reuniones mensuales, como los campamentos te dan la oportunidad de conocer a un montón de gente nueva y formar una familia. Como también te permiten conocer más a Dios y crecer en tu vida. Por último, tener un GBE en el instituto te anima el poder juntarte con otros jóvenes cristianos, estudiar la Palabra, aprender de Jesús y compartir la fe sin miedo.

Daniel Polhmann, 1º Bachillerato de Artes, Cartagena, Murcia.

 

 

GBE no es solo campamentos, GBE tiene su propósito. El propósito es llevar el evangelio a los institutos, es algo que a los jóvenes les choca, ¿cómo voy a compartir el evangelio en mi instituto? Solemos pensar que el evangelio es algo privado y muy nuestro, pero realmente es para compartirlo con las personas. Inicié un grupo en mi instituto, motivada y apoyada por GBE. Me di cuenta que muchos de mis compañeros necesitaban a Jesús, y empecé el grupo con 5 personas y terminamos el curso siendo 23, hablando y comentando acerca de Jesús. Dios tocó corazones, en las vidas de ellos, pero también en la mía, pues aprendí mucho. Entiendo, que este es mi campo de misión, donde paso la mayor parte de mi tiempo, en mi instituto. 

Sarai Pardo, 1º Bachillerato, Madrid.

 

 

 

GBU ha sido un regalo de Dios en mi vida, con el que he podido conocer a Jesús más profundamente y con ello aprender a servir a Dios en la universidad y en mi día a día.

Juan Flor, recién graduado en Grado en Geografía y Medio Ambiente, Valencia.

 

 

 

GBU ha supuesto un cambio total en mi forma de ver el evangelio. Jesús no es alguien inaccesible o lejano sino que puede llegar a ser nuestro mejor amigo, ¡y qué fácil es presentarle un amigo a alguien! En eso ha sido clave GBU, en ayudarme a transmitir naturalidad a la hora de hablar con mis compañeros y a vivir una fe verdadera.

 
Ruth Medina, 4º de Grado en Humanidades, Cádiz.

 

 

 

Dios ha usado el ministerio de GBU para ayudarme a comprender y experimentar de una forma más profunda las implicaciones de la buena noticia de Jesús: que Él es relevante y suficiente, no solo para la salvación y satisfacción de mi alma, sino también para todas las demás áreas y relaciones de mi vida. Ha provisto de un marco para que estas convicciones se desarrollen y maduren, ayudándome a estar más convencido que nunca de que Jesús es la esperanza para el mundo. Y me ha formado para razonar y exponer por qué esto es así.

 Nahúm Moreno, 4º Grado Administración y Dirección de Empresas, Tenerife.

 

 

GBG y Tres-e son muy relevantes en mi día a día para hacer de mi lugar de trabajo mi campo de misión.

Tanto los contenidos como las relaciones con otros profesionales cristianos, son de mucha ayuda y un gran estímulo para llevar fruto en mi entorno profesional y compartir de Jesús con mis compañeros y amigos.

Marcos Lidón, Ingeniero, Barcelona

 

 

GBG significó para mí desde el primer momento la posibilidad de conectar con personas que tenían la misma carga por vivir el evangelio en el entorno profesional. Además el poder acceder a recursos y foros para profundizar acerca de la perspectiva Bíblica en temas relacionados con el trabajo, la vocación, el propósito, la identidad, entre otros.

Por último la oportunidad de formar parte de un equipo de trabajo estupendo donde todos aprendemos unos de otros y donde hemos podido trabajar en pos de una visión común para el avance del Reino de Dios en nuestros entornos de influencia. Este ministerio ha sido un lugar de crecimiento y desarrollo increíble. Me siento agradecida al Señor por poder trabajar con él y la confianza y el apoyo de los líderes de GBU.

 Zulima Sáez, Consultora de transformación digital, Madrid.

 

 

GBU ha sido uno de los ministerios más enriquecedores en los que he tenido el placer de participar y servir. Dios usó GBU para mostrarme que la razón no era una barrera para acercarme a Dios ni a la Biblia, sino el medio para hacerlo, que somos misioneros allí donde él nos haya puesto, que es importante que haya buenos profesionales cristianos en puestos de influencia, me enseñó la grandeza y belleza de servir a otros y, ante todo, la importancia de buscar y alimentar una relación personal con él. 

Álvaro Serrano, abogado, Madrid

 

 

Estos testimonios forman parte de nuestro informe anual 2019. Puedes también leer el editorial del informe Nuestro compromiso con la palabra