trabajogbg


¿Por qué no visitar una vez a la semana o, al menos una vez al mes, a alguno de los trabajadores de tu iglesia en su lugar de trabajo? Ya sea este una oficina, una fábrica, un colegio, un restaurante, un supermercado o un hospital, todos ofrecen oportunidades únicas para afirmar que el lugar de trabajo es un lugar propicio para desarrollar la misión.

De hecho, esta era una práctica habitual en Jesús. Él no solo se reunía con sus discípulos en el templo, sino que a lo largo de los evangelios lo vemos caminando por las calles de las ciudades, por los montes que las rodeaban, haciendo visitas a las casas y asistiendo a cenas, como las organizadas por Mateo. Pero también lo vemos, tanto al inicio de su ministerio público como después de resucitar, visitando a Pedro, Andrés, Santiago y Juan en donde desarrollaban su trabajo como pescadores.


Si pensamos en las reuniones con el pastor o con el liderazgo de la iglesia, estas suelen caracterizarse por:

  • Hacerse en el local de  la iglesia, en casas o en un “terreno neutral”, como por ejemplo, una cafetería. Pero, suele ser menos común reunirse en donde muchos de los miembros pasan la mayor parte de su tiempo, en el trabajo.
  • Abordar temas de “crisis” ya sean personales, familiares o eclesiales.
  • Si no es por motivo de “crisis” es por algún proyecto en el que estamos inmersos como iglesia.

Sin duda, todo esto está bien, pero si nos limitamos a esto, nos estamos perdiendo muchas otras cosas, como por ejemplo:

  1. La oportunidad de ver y estar donde buena parte de la iglesia se está desarrollando como discípulos y misioneros.
  2. Escuchar y celebrar lo que Dios ya está haciendo en esos lugares, en y a través de las vidas de los miembros de nuestras congregaciones.
  3. Entender mejor lo que los miembros de nuestras iglesias enfrentan en su día a día: pasiones, desafíos, tentaciones, etc.
  4. Empatizar con las luchas que enfrentan, y afirmarles en que todo lo que hacen lo deben hacer como para el Señor.
  5. La posibilidad de que la predicación y la enseñanza sean más relevantes y, que el cuidado pastoral conecte más con la realidad que viven en el día a día.

Para el liderazgo de la iglesia esto puede convertirse en parte esencial de su formación continua y si se hace de forma realista, no tiene por qué trastocar su agenda, sino al contrario, se puede integrar de forma natural en la misma.

Para los trabajadores también tiene efectos muy positivos:

  1. Sentir que “mi pastor cuida de mí”.
  2. Ver que “mi pastor está interesado en lo que hago durante la semana”.
  3. Entender que “mi trabajo importa tanto a mi pastor como al Señor”.
  4. Que no exista una división entre lo que hacemos el domingo y lo que hacemos el resto de la semana.

Esta práctica tiene el potencial de transformar y revitalizar tanto al pastor como a los trabajadores y a toda la congregación.

El objetivo de estas visitas para el pastor no es tanto el ofrecer consejo o consuelo sino más bien escuchar y observar – preguntando sobre cómo es el día a día, qué experiencias se viven, qué desafíos y oportunidades se enfrentan – y ofreciendo principalmente ánimo, apoyo y oración.


La forma de organizarlas es muy sencilla

Básicamente consiste en proponerle al trabajador el deseo de visitarlo a su trabajo y saber si esto es posible. Clarificaremos que la intención no es entorpecer el día, sino hablar un rato en el lugar donde pasa la mayor parte de su tiempo a lo largo de la semana y conocer más a fondo qué es lo que hace. Esto se podría llevar a cabo de varias formas: desde ser su “sombra” durante un día o unas horas, hasta cosas más sencillas como tomar un café o comer juntos. No siempre es factible reunirse en el lugar donde se trabaja, pero de no poderse, al menos sí hacerlo en un lugar lo más cerca posible a este.

Una vez allí, algunas preguntas que pueden ser interesantes:

  1. Cuéntame qué es lo que sueles hacer en una semana típica.
  2. ¿Cómo llegaste a este tipo de trabajo o a esta compañía?
  3. ¿Qué te gusta más de tu trabajo y del sector en el que trabajas?
  4. ¿Qué desafíos estás enfrentando?
  5. ¿Hay alguna cosa concreta por la que podría orar o alguna forma de apoyarte en el trabajo que haces?
  6. ¿Podría orar brevemente antes de marchar? (hazlo únicamente si es un lugar apropiado y que el trabajador se encuentre cómodo).

Skye Jethani y Luke Bobo en su libro Discipleship with Monday in Mind dicen que: “las visitas regulares a los trabajos de los miembros de la iglesia, son consideradas de lejos la más destacada y más transformadora práctica pastoral”.

Si resulta que estás leyendo esto y eres el trabajador en lugar del pastor, toma la iniciativa e invitale a que te visite en tu trabajo. No se trata solo de ti, sino de buscar el bien para toda la iglesia.




Guía resumen de visita a los miembros de tu iglesia en su lugar de trabajo

1.- Propón al trabajador el deseo de visitarlo donde trabaja y saber si es posible. Acuerda hora y fecha.

2.- Considera preguntarle estas cosas durante la visita:

  • Cuéntame qué es lo que sueles hacer en tu día a día o durante una semana tipo.
  • Cómo llegaste a este tipo de trabajo o a esta compañía.
  • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y del sector en el que trabajas?
  • ¿Qué desafíos estás enfrentando?
  • ¿Hay alguna cosa concreta por la que podría orar o alguna forma de apoyarte en el trabajo que haces?

3.- Dedica un poco de tiempo para orar brevemente antes de marchar.



Este artículo ha sido elaborado con la ayuda de los siguientes materiales:

Visit Your People Where They Work

The Pastor’s Challenge: Workplace Visitations

Take Your Pastor to Work Day


© 2017 iglesiaeneltrabajo.org. Usado con permiso
Permiso: Permitimos y animamos a reproducir y distribuir este material ya sea de forma completa o parcial tanto como se desee, siempre y cuando no sea cobrando o solicitando donativo alguno por ello, más que el coste de reproducción. Para uso en internet, por favor, usar únicamente a través del link de esta página. Cualquier excepción a lo anterior debe ser consultada y aprobada por iglesiaeneltrabajo.org. Contacto: gbg@gbu-es.org. Por favor, incluir el siguiente enunciado en cualquier copia a distribuir: © 2017 iglesiaeneltrabajo.org. “Iglesia en el trabajo” es una iniciativa de los Grupos Bíblicos de Graduados (GBG). Grupos Bíblicos Unidos (GBU). Website: www.gbu-es.org