cameron-kirby-192574

Debes saber que el neumático es la única parte de tu vehículo que te mantiene agarrado a tu camino y por eso son imprescindibles. Quizás también deberías plantearte un cambio en tu vida.

Daniel García empezó a trabajar en una empresa de neumáticos en Archena (Murcia) en 2013. Por aquel entonces tardaba como 15 minutos en llegar al trabajo, un tiempo que solía emplear en pensar cómo compartir el evangelio a sus clientes que cada vez eran más numerosos. Fruto de esta preocupación por compartir su fe en el trabajo, surgió la idea de poder diseñar un folleto, que de alguna manera pudiera dar un mensaje de esperanza.

El nos cuenta que “el caso es que el negocio prosperaba cada vez más, cada vez teníamos más clientes y eso hizo que el tiempo que podía dedicar a ellos fuese cada vez menor y el pararme a hablar con ellos del evangelio casi una odisea, lo cual me “empujaba” cada vez más a la idea de folleto. Así que, me puse manos a la obra, y al volante de mi Seat Ibiza iban viniendo a mi cabeza frases con las que podía enlazar el mundo del neumático con el mensaje del evangelio.

magnezis-magnestic-225170

Jesús estaba comparándose al camino que debemos seguir y al cual deberíamos permanecer sujetos. Es curioso, porque Jesús también te da seguridad, que no es otra que la seguridad de la vida eterna si creemos en él.

Hice un boceto del folleto, la idea estaba ya tomando fuerza… ¿Qué faltaba? Tenía que comentarlo con mi jefe y proponerle la idea de que en su negocio cada cliente se fuese con su semilla del evangelio, -mi jefe es alguien que ha estado en contacto con el evangelio, pero que ha decidido mantenerse al margen- cual fue mi sorpresa cuando no solo me dio permiso desde el primer momento, sino que se ofreció a pagar él mismo los costes del folleto. En esto vi claramente a Dios en acción, y aunque no permití que lo pagase, vi una clara respuesta.

Ya tenía mi boceto y luz verde para repartirlo. En mi iglesia lo comenté con Samuel Vera (Asesor de GBE), a quien no solo le encantó la idea, sino que se ofreció a diseñarlo. Lo envié a la imprenta y a día de hoy, hemos repartido más de 4.000 folletos en 2 talleres diferentes (ya que en el otro taller de la empresa también trabajaba un compañero cristiano, que me ayudó a dar a sus clientes también, una pena que hoy en día no trabaje en la empresa)”.

Muchos profesionales cristianos han decidido que su trabajo sea una oportunidad para compartir a Jesús y están pensando en la mejor manera de hacerlo en su contexto; con sus compañeros, con sus clientes, con sus proveedores. Nuestro sueño es dar a cada estudiante y profesional en España la oportunidad de escuchar y responder al evangelio de Jesús.